Equivalente de Arena

Equivalente de Arena


ANTECEDENTES DE LA PRÁCTICA

EQUIVALENTE DE ARENA

Debido a que una buena cimentación de un camino necesita la menor cantidad de finos posible, sobre todo de arcillas, que son los materiales que en contacto con el agua causan un gran daño al pavimento, pues es necesario saber si la cantidad de finos que contienen los materiales que serán utilizados en la estructura del pavimento es la adecuada, por tal motivo se hizo necesario el plantear una manera fácil y rápida que nos arroje dichos resultados; sobre todo cuando se detectarán los bancos de materiales.

Se pretende que esta prueba sirva como una prueba rápida de campo para investigar la presencia de materiales finos o de apariencia arcillosa, que sean perjudiciales para los suelos y para los agregados pétreos.


 


 


 

EQUIPO EMPLEADO Y PROCEDIMIENTO

EQUIVALENTE DE ARENA.

OBJ: Obtener el porcentaje de materiales finos indeseables, principalmente las arcillas que son los materiales que en contacto con el agua le provocan daños al pavimento.

 
 

EQUIPO :

Probetas de acrílico de 38 cm. de altura ( 15")

Cápsulas de aluminio.

maya del # 4

Pison el cual tendrá una marea que tiene una longitud desde la punta hasta la marca de 25.4 cm. (10) peso 980 gr.

Embudo.

Balanza con aprox. de 1gr.

Solución de trabajo compuesta de cloruro de calcio, glicerina, formaldehído y agua

destilada

Repisa donde colocar el frasco con la solución del trabajo.

 

Se tendrán 90 mm de solución de trabajo y se completara hasta 1 galón agregándole agua.

1 Cucharón.

1 Charola redonda

Tapones de corcho.

   
 

PROCEDIMIENTO:

Cribar por la malla # 4 unos 500 gr. de material, cuartearlo y tomar 2 muestras representativas del material con un peso de 100 gr. cada una las cuales pesaremos en las cápsulas.

Agregar en la probeta solución de trabajo hasta la marca de 10 cm. ó 4" coloca4r dentro de la probeta el contenido en una de las cápsulas procurando que la solución impregne el suelo dándole unos golpes en la parte inferior de la probeta y dejar en reposo durante 10 min. Para que se homogenice la muestra, pasando ese tiempo se lleva a el agitador y se coloca en él durante 45 seg. y en caso de que no se cuente con este elemento se ara manualmente agitándola en forma horizontal de tal modo que se cumpla 90 cm.

Se retira del agitador y se coloca debajo del gabinete para agregarle solución de trabajo hasta la marca final (38 cm. ó 15"). Este proceso de inicio debe darse un picado con la varilla por la que fluye la solución para que tiendan a subir las partículas finas y no queden atrapadas debajo de la arena, después de esto sé va subiendo lentamente el tubo regador y se ira lavando las paredes de la probeta bajándose nuevamente el tubo provocándole a la muestra una turbulencia con el mismo cuando se llega a la marca final se cierra la manguera del irrigador y esta solución se deja en reposo durante 20 min.

Después de este tiempo se lee directamente en la probeta la altura a la que se encuentra los finos a este valor le llamaremos. Lectura de arcilla.

Después de esto y ayudados con el pisón introducirlo lentamente para evitar turbulencias cuando ya no baje más se le dará un pequeño giro sin aplicar presiones y ayudados con la marca del pison tomaremos la altura a la que se encuentra la arena a esto le llamaremos lectura aparente de arena y para conocer la lectura real la Restaremos 25.4 cm. ó 10".

 
 

Lectura aparente de arena = 14.45 " = 36.70 cm.

Lectura real de arena = 14.45" – 10"= 4.45"= 11.303 cm.

Lectura de arcilla = 9.4" = 23.88 cm.

Para obtener el equivalente de arena se aplicara la siguiente expresión:

Lectura de arena / Lectura de arcilla * 100

EA = Lectura de Arena * 100 = 11.30 *100 = 47.21 %

Lectura de Arcilla 23.88

El ensaye se efectuara por duplicado con el mismo material aceptándose tolerancias de + 5%

Lectura real de arena = 12.6" –10" = 2.6" = 6.60 cm.

Lectura de arcilla = 11" = 27.94 cm.

EA = Lectura de Arena * 100 = 6.60 *100 = 23.62 %

Lectura de Arcilla 27.94

 
 


CONCLUSIONES PERSONALES

Esta es una prueba determinante para saber si se puede usar un material en un pavimento, esta es una prueba sencilla y que no representa mayor problema en cuanto a equipo, ya que inclusive se puede realizar en campo puesto que no requiere de maquinas o accesorios muy complicados. Únicamente se requiere de equipo o herramienta menor, y se puede realizar en menos de una hora.

En nuestro caso nos salimos de la tolerancia debido a que la variación entre los dos ensayes fue de más del veinte por ciento y solo se permite un 5 %. Pero además el contenido de finos en ambos casos excede lo aceptable, por lo tanto podríamos decir que el material no es apto para emplearlo en un pavimento.

 
 

BIBLIOGRAFÍA

La ingeniería de suelos aplicada a las vías terrestres tomos 1 y 2

Rico y Del Castillo

Limusa

  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Publica tu comentario

Gadgets

Administrar